26 diciembre 2009 Gente, Música, Parejas

0_61_anka_paul.jpg

Paul Anka, uno de los cantantes más famosos de los años 60, se vio inmerso el pasado día de Nochebuena en un escándalo sin precedentes. Al parecer, el músico acudió a casa de su ex mujer, de la que se divorció a principios de mes, con la única intención de jugar con sus hijos y darle los regalos.

Su aún esposa, Anna Anka, se negó a dejarle entrar en la casa y el cantante se vio forzado a llamar al 911, el servicio de emergencias de Estados Unidos. Tras el primer intento fallido el cantante optó por retirarse al hotel donde reside desde que decidió pedir el divorcio.

Pero a las 2 de la tarde Paul regresó de nuevo a su casa con la intención de entrar en la misma, esta vez iba acompañado de un equipo de seguridad y fuerzas del orden. Anna Anka sí abrió la puerta pero al hacerlo se percataron de que los niños estaban encerrados en la planta superior.

El estado de nervios de Anna aumentó cuando Paul hizo que su equipo de seguridad y la policía visionara lo ocurrido el día anterior. Gracias a un sistema de seguridad en el que se graba todo pudieron comprobar lo sucedido.

Tras el visionado le dieron la razón a Paul pero éste decidió marcharse y le comentó a su mujer que al regresar tuviera, por favor, preparado a sus hijos y que pudieran cenar tranquilamente. Sobre las 5 de la tarde regresó a la casa, su mujer le espetó varias frases en sueco y se negó a colaborar por lo que Paul Anka llamó de nuevo al 911.

Aunque Paul tenía la razón no pudieron forzar a Anna a que le dejase ver a sus hijos. El cantante se marchó a su hotel completamente destrozado. Esperemos que la relación se calme en los próximos días y que no tengan que vivir este tipo de situaciones tan truculentas.

Vía I TMZ

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Paul Anka y su ex mujer protagonizan un escándalo en Navidad : Blogografia 26 diciembre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *