22 julio 2014 Cine, La Cosa Rosa, Parejas, Televisión

Pamela Anderson desvela que sufrió abusos sexuales cuando era una niña

Pamela Anderson se refugia en el cariño de sus hijos Brandon (18) y Thomas (16), ambos fruto de su relación con Tommy Lee, durante el proceso de divorcio de Rick Salomon en el que la actriz no sólo lucha contra los elementos sino contra los demonios de sus adicciones. La lucha por la sobriedad y la recuperación como persona siguen siendo sus dos objetivos principales.

Una fuente cercana indica que los antedichos siempre han apoyado a su madre en todo lo que ha hecho y ahora no iba a ser menos. De hecho, en 2007 Pam se casó con Salomon y el matrimonio fue anulado a los dos meses. En enero de este año volvió a casarse con él y a principios de este mes presentaba la demanda de divorcio.

Algunas fuentes apuntan a que las “diferencias irreconciliables” alegadas en la demanda podrían diluirse y que una reconciliación “es posible”. Lo que sí se tiene claro es que, a pesar de lo salvaje de algunas etapas de la vida de la actriz, “ella siempre ha querido a sus hijos y siempre ha sido una buena madre. Les ha llevado al colegio, al fútbol y a todos los lugares que ellos han querido”.

Por eso sus hijos son ahora su apoyo tanto para recuperar a su todavía marido, si así lo decide, como para recuperar la senda de su propia vida. La misma que ha de alejarse de los demonios que le destrozaron la vida no hace demasiado tiempo. Esperamos vuestros comentarios al respecto.

Vía | Radar

Imagen | Gtres

Síguenos en Twitter

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 julio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *