23 septiembre 2016 Reality shows, Televisión

pablogh17

En la vida todo tiene un límite y el de Pablo se ha visto superado por los acontecimientos. Tras perder en la expulsión contra el calvo de Pontevedra, del que todo el mundo conoce ya su “secreto”, entró en el contraclub. Como es lógico, apenas duró unos minutos en semejante casa de los horrores y decidió salir pitando del concurso.

A pesar de que ya había tenido sus más y sus menos con Clara y con Miguel, el gofrero parecía haber encajado bien con el resto de concursantes. Lo que no se podía imaginar es que le esperaran personajes como Maite Galdeano, María José Galera o Amor. Ante lo que se avecinaba en el que hubiera sido su nuevo hogar, decidió abandonar el concurso lo antes posible.

“Yo no puedo con esto, enseñando el culo, diciendo que si no sé qué…” comentó el joven al que la educación y el sentido común le hacían pensarse mejor si querer convertirse en uno más de la manada de expulsados a la primera del programa. Tras confesar que si Maite no hubiera estado en la casa habría seguido optó por declarar “Me ha agobiado verlas discutir y ese no era el sitio donde yo no quería estar”.

“No tengo sentimiento de decepción, he disfrutado, he sido yo mismo y ha sido la mejor experiencia que he tenido en mi vida. Entraría mil veces más. Sabía que iba a ser el primer expulsado porque la gente no iba a entender mi forma de afrontar las cosas” sentenciaba. Sed vosotros los que opinéis al respecto de esta espantada.

Vía | Telecinco

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *