2 enero 2009 Declaraciones, Gente

18abelecciones0511080.jpg

Hemos comenzado el año 2009 y con el nos encontramos con la noticia de que el presidente electo a la Casa Blanca Barack Obama, tiene un vicio. Le gusta fumar un cigarrillo de vez en cuando. Y si contamos que la Casa Blanca es totalmente un espacio sin humo. Se va a encontrar con un serio problema.

Todos pensaban que Obama había conseguido finalmente dejar el vicio del cigarrillo, puesto que así lo había dejado caer en su campaña a la Presidencia. Aunque la realidad es tan distinta como que no ha conseguido dejarlo al menos por el momento. Y aunque no es un fumador convulsivo. Sus siete cigarrillos diarios le esta costando trabajo dejarlos.

Obama es consciente que no quiere violar las normas de la Casa Blanca. Puesto que si el quisiera seguir fumando sus cigarrillos. Tendría que hacerlo en alguno de los balcones o patios. Con la consiguiente acción de tener al personal de seguridad secreto encima puesto que son zonas desaconsejadas por los que velan por la seguridad del Presidente.

He hecho un gran esfuerzo, dadas las circunstancias, por llevar una vida más sana y no habrá ninguna violación de las normas en la Casa Blanca. Declaro Obama el pasado 7 de diciembre al periodista Tom Brokaw de la NBC.

La Familia del futuro Presidente de Estados Unidos una vez terminadas sus vacaciones navideñas en Hawaii. Se trasladaran este fin de semana al lujoso e histórico hotel Hay Adams en Washington, a fin de preparar poco a poco su mudanza a la Casa Blanca.

Puesto que el 20 de enero será el día en el cual tome posesión del cargo y será cuando se traslade definitivamente a la que será su residencia La Casa Blanca.

Vía | El País

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Obama quiere dejar de fumar : Blogografia 3 enero 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *