9 julio 2014 Curiosidades, Política

US-POLITICS-OBAMA-CHURCH

Al igual que pasara con un presidente de nuestro país, Obama ha ejercido su poder para censurar unas fotos tomadas por unos compañeros de la prensa gráfica. Malia Obama salió a comer a un famoso restaurante de Venice Beach (California) y fue fotografiada. El dispositivo de seguridad para intentar primero lograr las fotos y segundo destruirlas fue lo más parecido a una dantesca película de Hollywood.

El fotógrafo captó a la joven, de dieciséis años, cenando en el Gjelina. La foto no mostraba nada inapropiado y el compañero envió la foto a la agencia AKM-GSI que no dudó en colgarla en su web para venderla. La oficina de Michelle Obama no tardó ni una hora en llamar para pedirle a la agencia que retirara la foto y que la borrara de sus archivos.

Michelle les recordó que había un pacto con todas las agencias gráficas para no hacerles fotos a sus hijos. El dueño de la agencia envió un correo electrónico urgente con el asunto “nota para el asesinato inmediato de un conjunto de fotos” para añadir que “esas fotos no se pueden publicar bajo ningún concepto” y así fue.

La gran pregunta es, si la joven llevaba en Los Angeles dos semanas, como becaria del programa de televisión de Halle Berry, ¿por qué aparece por un restaurante típico de famosos y sabiendo que va a haber fotógrafos? ¿Es esto una madre preocupada o unos padres que quieren demostrar su poder sobre los medios? Al menos en Estados Unidos se publican estas noticias, en España se intentó obviar la censura de cierto presidente de cuyo nombre no queremos acordarnos. Esperamos vuestras opiniones al respecto.

Vía | TMZ

Síguenos en Twitter

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 10 julio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *