6 diciembre 2015 Gente, Televisión

Nuevos datos sobre el ingreso hospitalario de Toño Sanchís

En “Sálvame deluxe” nos contaban el viernes que Toño Sanchís había sido ingresado ese mismo día por la tarde en el hospital Puerta de Hierro al encontrárselo su esposa, Lorena, en una situación no adecuada. Ayer el representante era dado de alta y se ponía nombre a lo que le había sucedido una intoxicación medicamentosa. El viernes, Kiko Matamoros ya contaba que se le había sometido a un lavado de estómago y que su vida afortunadamente no corría peligro.

La revista “Lecturas” ofrece algunos detalles sobre lo que le ocurría tras su ruptura profesional con Belén Esteban. El medio comenta que “tomó una gran cantidad de medicamentos en la tarde del viernes, hasta casi 40, entre ansiolíticos y analgésicos”. Según Exclusiva Digital, Toño fue el que llamó a su esposa tras haberse tomado las pastillas, que según este medio fueron 19, y esta fue la que acudió a su vivienda y llamó a una ambulancia para que le vieran en el hospital.

Lecturas explica que Sanchís ingirió unas 15 pastillas de Lorazepam, un ansiolítico con ciertos efectos amnésicos, así como una cantidad similar de Enantuym, un antiinflamatorio con efectos sedantes que se utiliza para dolores musculares. A esto añadió varios comprimidos de ibuprofeno y unos sobres de Frenadol. Una cantidad de medicamentos muy elevada, más aún en una persona que no suele medicarse como indicaba uno de sus representados, Diego Matamoros.

Desde ayer, el representante se recupera en su casa junto a su mujer y sus cuatro hijos, Víctor, Daniela, Adrián y Bruno, con edades comprendidas entre los 12 y los 3 años. Mientras Belén Esteban se culpaba de lo que había sucedido, pero no se arrepentía de nada de lo que había hecho.

Vía | Lecturas
Foto | Gtres

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *