21 diciembre 2015 Música

Nicki Minaj explica su broma a una mujer en silla de ruedas durante su fiesta de Halloween

Nicki Minaj parece seguir pensando que tiene razón en todo lo que hace. A pesar de haber sido avisada, por miles de defensores de los derechos humanos, de que actuar en Angola ante el dictador José Eduardo dos Santos era apoyar a este sujeto ella dio su concierto y además subió fotos del show a Instagram.

Dos millones de dólares de sueldo han sido suficientes para ella pero, como bien le recuerda Thor Halvorssen (presidente de la Fundación por los derechos humanos), “ese dinero proviene de la corrupción del gobierno y de las violaciones de los derechos humanos”.

Nicki respondió con una foto subiéndose a un avión privado, luego una foto previa al concierto en la que luce su generosa anatomía y finalmente un vídeo del concierto. Dos Santos lleva como dictador en Angola desde 1979, año en el que llegó al poder y desde el que lleva masacrando a los disidentes. Sin ir más lejos, este año ha asesinado a doscientos miembros de un partido político de la oposición y ha metido en la cárcel a diecisiete activistas que apostaban por la resistencia pasiva.

Hasta treinta dos mil millones de dólares, provenientes del petróleo, habría robado el antedicho a su país. El setenta por ciento de los ciudadanos sobrevive con dos dólares al día. En el pasado, Mariah Carey cobró también un millón de dólares por hacer un concierto en Angola. Esperamos, como siempre os decimos, vuestros comentarios sobre esta noticia que os acabamos de comentar. Abrimos las líneas de debate.

Vía | Page Six

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *