1 enero 2013 Declaraciones, Moda

naty-abascal

Naty Abascal enamoró al mundo haciendo de guerrillera en Bananas de Woody Allen. Su belleza era sobrenatural y su trabajo como modelo le sirvió para ser una de las mujeres más bellas sobre la Tierra. Con el paso de los años llegaron los amores, los hijos, las situaciones difíciles y un ostracismo del que salió para volver a ser la que siempre fue.

Esta semana en ¡Hola! reconoce que “Yo he sido una luchadora que siempre ha ido hacia delante. Decidí que tenía que olvidarme de los momentos difíciles que había vivido para seguir avanzando porque no podía detenerme”.

Sobre el amor indica que “He tenido y sigo teniendo relaciones sentimentales, lo que pasa es que no lo digo. Pero volver a casarme ya no tiene sentido”. Su hijo Rafael, que fue padre de mellizos hace algunas semanas, le ha convertido en una de las abuelas más felices del mundo.

Eso sí, para recibir 2013 tenía varias invitaciones de todo el mundo aunque optó por Marruecos, “En Nochevieja estaba invitada a un montón de sitios: al Caribe colombiano, a casa de Óscar de la Renta en Punta Cana, a la de Valentino en Gstaad con Anne Hathaway y Madonna…, y mira, me voy a Marrakech”.

Sólo nos queda desearle a Naty y a los suyos lo mejor para 2013. A veces un poco de glamour también es necesario entre tanto arribista que intenta ser famoso a fuerza de escándalos o de pasar por camas ajenas. Esperemos que 2013 sea también positivo para todos y cada uno de nuestros lectores.

Síguenos en Twitter

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 1 enero 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *