6 diciembre 2015 Cine

Morgan Freeman y sus declaraciones sobre la marihuana

Morgan Freeman ha protagonizado una de esas escenas que sólo se ven en la pantalla grande pero que también ocurren en la vida real. El actor era el único pasajero de un jet privado que tuvo que aterrizar de emergencia por una serie de problemas. Os contamos los detalles.

Tras el despegue el avión tuvo problemas en el sistema hidráulico y, como es lógico, el piloto optó por llamar a la torre control más próxima para comentar esta circunstancia. El aeropuerto de Tunica, Mississippi, a treinta y seis millas del aeropuerto de despegue, le dio luz verde para el aterrizaje de emergencia.

El problema vino en el momento de aterrizar. No se sabe si el piloto tocó la pista demasiado tarde o bien si la pista de aterrizaje era demasiado pequeña o bien si el fallo del sistema hidráulico había afectado a los frenos del aparato pero la verdad es que el avión se salió de la pista y terminó en el campo.

No hubo heridos y el actor ya ha comentado que “algunas veces no todo va según lo previsto y una rueda del tren de aterrizaje reventó durante el despegue lo que provocó otros problemas. Gracias a mi excelente piloto, Jimmy Hobson, hemos podido aterrizar de forma segura y sin un solo arañazo. No puedo decir lo mismo de mi avión”.

Esperamos, como solemos deciros, vuestros comentarios al respecto de esta noticia que podría haber terminado en tragedia. Abrimos las líneas de debate para que así lo hagáis.

Vía | TMZ

Imagen | Gtres

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *