15 octubre 2016 Moda

Miranda Kerr quiere explorar la bisexualidad tras su ruptura con Orlando Bloom

Las comparaciones son odiosas pero la entrega por su puesto de trabajo por parte del guardia de seguridad de Miranda Kerr es digna de elogio. Un intento de asalto de la mansión que la antedicha tiene en Malibú terminó con una persona herida de bala y otra con una puñalada en el ojo. Os contamos los detalles.

El encargado de la seguridad en la mansión observó cómo un individuo saltaba la valla del inmueble. A renglón seguido le apuñaló en el ojo y este reaccionó disparando al delincuente en múltiples ocasiones. Uno de los disparos impactó en la cabeza del intruso.

Ambos fueron llevados en helicóptero al hospital y se encuentran estables dentro de la gravedad. Miranda no estaba en su casa en el momento de este incidente. Lo que sí parece estar claro es que el trabajador se jugó la vida por hacer su trabajo y que ahora será Kerr la que deba reconocer su buen hacer públicamente.

En otros casos de robo, atraco o similar, no parece estar demasiado clara la labor del guardia de seguridad o guardaespaldas. Al menos Kerr sabe que puede confiar en este empleado y que su mansión está totalmente protegida de la visita de delincuentes.

Esperamos, como siempre os invitamos a hacer, vuestra opinión a este respecto. ¿Pensáis que el agente de seguridad hizo bien su trabajo? ¿Qué sucederá a partir de ahora con los heridos? Abrimos las líneas de debate para que nos comentéis lo que os parezca más oportuno a este respecto.

Vía | TMZ

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *