16 octubre 2011 Gente, Música, Parejas

Miley Cyrus y su novio Liam Hemsworth querían pasar un día tranquilo y romántico en la playa, pero lo que no sabía la estrella de Hannah Montana es que estaban siendo espiados y fotografiados por los paparazzi. La joven, de 18 años, se enfadaba mucho cuando comprobaba que su jornada playera en Malibú del pasado viernes, aparecía en los medios. Aquí podéis ver las fotos.

Miley lucía un bikini estampado con fondo marrón, mientras que Liam llevaba un bañador de surfista. Los dos parecían muy felices, se mostraban cariñosos y demostraban que su relación va viento en popa tras darse una nueva oportunidad hace unos meses.

El cuerpo delgado y tonificado que luce la artista, se debe al ejercicio y a una dieta sana que a Miley le cuesta trabajo mantener. La cantante contaba en una entrevista que come realmente mal: “desayuno muy mal. Por la mañana como Doritos, chips, pretzels y barritas de chocolate”. “El desayuno es el único momento en el día que siento que puedo hacer algo mal porque tengo el resto del día para quemarlo”, contaba. “Pero, no deberían verme como un modelo de alimentación porque como muy mal”, afirmaba. Miley Cyrus hace ejercicio con regularidad y frecuentemente acude a clases de Pilates.

Miley y Liam comenzaban a salir en junio de 2009, y desde agosto de 2010, lo han dejado y han vuelto en varias ocasiones. En marzo de este año volvieron a estar junto de nuevo y parece que todo les va bien.

Podéis seguir La Cosa Rosa en Twitter (@Lacosarosa)

Vía | Daily Mail
Foto | Gtres

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *