2 agosto 2012 Curiosidades, Música

Miley Cyrus ha sido la protagonista, sin quererlo, de una de esas situaciones en las que parece estar metida casi sin pretenderlo. Ayer por la noche el 911 de Los Angeles recibió una llamada en la que se indicaba que había personas con armas de fuego en casa de la cantante y que se habían escuchado disparos. La policía de la ciudad no tardó en presentarse allí pistolas en ristre y allí no había pasado absolutamente nada, de hecho ni Miley estaba en casa.

Los agentes lo comprobaron todo y no tardaron en considerar todo lo sucedido como una broma de mal gusto por parte de un “bromista del 911”. Este tipo de personas intenta que los SWAT, un cuerpo especial de la policía, entren en acción tras una llamada de emergencia. En este caso no lo consiguió pero la pérdida de tiempo y de dinero de los agentes del orden podría estar penada por ley.

Tanto es así que de demostrarse que no pasó nada de lo anterior, vía cámaras de seguridad, se localizará la llamada y no se tardará en detener y demandar al que llamó para dar la voz de alarma. De hecho, si alguien hubiera resultado herido al llegar al lugar de los hechos la persona que llamó podría ser acusada penalmente.

Esperemos que todo esto se aclare y sobre todo que no se mencione más a Miley en este tipo de asuntos. Suele ser demasiado común que la cantante se vea metida en una serie de situaciones que ni desea ni provoca. Ojalá todo cambie en el futuro.

Vía | TMZ
Foto | Gtres

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 2 agosto 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *