21 diciembre 2016 Declaraciones, Gente, Televisión

Mila Ximénez repasa su año y habla de Belén Esteban en Lecturas

Mila Ximénez recibe a la revista Lecturas en su casa redecorada y aprovecha para hacer un balance de su año y hablar también de su compañera Belén Esteban que según la colaboradora de Sálvame está muy mal, pero ella no sabe cómo ayudarla. Además desvela que su hermano Manolo, su defensor en Supervivientes 2016, también padeció cáncer al igual que su hermana y que afortunadamente ambos lo han conseguido superar.

La publicación explica que Ximénez se emociona al relatar cómo se enteró de que su hermano estaba enfermo porque se lo ocultó para que ella fuera al reality show de supervivencia. “Este año ha sido muy complicado, hemos tenido dos enfermedades con mis hermanos. Gracias a Dios están los dos limpios y vamos a brindar por la salud y el amor que nos tenemos”, comenta.

Manolo ya sabía que tenía cáncer antes de que yo me fuera a ‘Supervivientes’, pero decidió llevarlo en secreto y posponer su operación para que yo pudiera ir a Honduras. Cuando llegué de la isla me dijo que se tenía que hacer una pequeña operación de unos pólipos. En cuanto vi que llevaba en el quirófano cuatro horas pregunté, y cuando me lo dijeron me volví loca. Llamé a Alba llorando: “Otra vez no, otro no”, relata y enfatiza la generosidad de su hermano.

Estoy muy preocupada por Belén Esteban, por su estado físico y anímico. Necesita tratamiento emocionalAdemás comenta sus planes para estas fiestas, en Nochevieja planea cenar en casa con su hija Alba, sus nietos y su yerno. “Vendrán también los hermanos de Alba con Fernanda (la primera esposa de Manolo Santana), su madre”, relata. Con respecto a su hija reconoce que tras regresar de Supervivientes ha conseguido tener la suficiente seguridad para comenzar a ejercer el papel de madre después de mucho tiempo ostentando el de hija.

En referencia a su persona confiesa que no ha engordado ni uno solo de los 17 kilos que perdió en la isla, ahora se quiere y ve muy lejos la espiral de autodestrucción en la que estaba inmersa. La publicación cuenta que la colaboradora ha vuelto a disfrutar de las mieles del amor y el sexo y ha estado enamorada estos meses.

“Me apetece tener sexo otra vez y todo lo que conlleve vivir cosas, sin ninguna prisa. Estoy abierta a vivir aventuras. Lo que no quiero son esclavitudes. Una forma de estar con alguien es esclavizar parte de mi tiempo y no lo tengo”, comenta en la revista.

También habla de su preocupación por Belén Esteban: “Toño le ha destrozado la vida… Estoy muy preocupada por Belén Esteban, por su estado físico y anímico. Necesita tratamiento emocional”, confiesa a Lecturas.

Vía | Lecturas

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *