10 agosto 2016 Declaraciones, Gente, Televisión

Mila Ximénez regresa a Sálvame diario y ocupa la portada de Lecturas

Mila Ximénez regresaba ayer a “Salvame diario” tras su paso por “Supervivientes 2016” -es cierto que había recalado en Sálvame deluxe, pero después se había marchado de vacaciones- y repasaba todos los temas de actualidad en los que ha estado involucrada. También ocupa la colaboradora la portada de la revista “Lecturas” donde anuncian que vuelve más guerrera que nunca.

En su regreso, una de las grandes damnificadas era Lydia Lozano de la que decía que es “la peor” compañera que ha tenido en años. “Muchos compañeros se alegrarán de mi vuelta, a otros les fastidiará la vida, pero este es un sitio al que pertenezco y en el que me quiero quedar”, comentaba tras llegar al plató en un tren conducido por Paz Padilla.

“Muchas gracias por la ayuda, por haber hecho de palmerita de tu amiga, a ver si tienes agallas de ir el año que viene”, le comentaba a Lydia Lozano de la que opinaba que no ha defendido jamás a un compañero en un reality show y que le falta generosidad. “A partir de ahora, tú por tu lado y yo por el mío, eres la peor compañera que he tenido en muchos años”, enfatizaba.

También comentaba sobre las declaraciones de Chayo Mohedano en Lecturas lo siguiente: “Le has dado disgustos infinitos a su madre” y apuntaba que “le ha venido muy grande la fama de su madre”. También relataba que ha escuchado a Rosa cosas “como que tiene que mantener a su hija” y le criticaba: “Hace que su madre se vaya de un programa del que estáis comiendo todos”.

Además Mila Ximénez vuelve a escribir en su blog de la revista Lecturas y ocupa la portada de la publicación con los siguientes titulares: “Tras unas vacaciones familiares, Mila vuelve más guerrera que nunca” y “Que me escupan con el mismo odio que lo hicieron cuando estaba indefensa”.

“Después de volver de “Supervivientes” no paro de preguntarme si ha merecido la pena ponerme a la intemperie otra vez“, escribe en Lecturas y recuerda las noches y los momentos duros que pasó en Honduras y como se acordaba de su familia. Confiesa que quiso irse cada día. “Pero al final recordé que tuve caminos más fangosos y los crucé. No podía dejarme derribar por los comentarios de los que estaban esperando que me cayera para patearme la cabeza”, explicaba y añadía: “Así que cada día me levantaba, recordaba las miradas de mis nietos y continuaba. A ellos no les podía decir que el miedo maneja tu vida”.

Vía | Sálvame diario
Más información | Lecturas

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *