4 agosto 2012 Casa Real, Curiosidades, Declaraciones, Parejas, Televisión

Miguel Temprano acudía al Deluxe para hablar de la relación que mantuvieron Alessandro Lecquio y Eugenia Martínez de Irujo. En esos momentos, el conde mantenía una relación con Sonia Moldes y la hija de la duquesa de Alba no se había casado aún con Francisco Rivera Ordóñez. El periodista contaba que facilitó el affaire de ambos y les dejó que se vieran varias veces en su casa sin peligro de ser descubiertos. “Ella antes de casarse descubrió a un tío golfo y divertido. Fue una buena despedida de soltera”, aseguraba Temprano.

“Si llega a suspender esa boda se hubiera liado la de Dios es Cristo”, comentaba. “Ella estaba fascinaba por Lecquio porque era muy zalamero. Es un megaprofesional con las mujeres”, relataba. “El matrimonio de Eugenia y Fran empezó mal desde el principio”, aseguraba Miguel Temprano, mientras desmentía que Fran se llegase a enterar de esta historia como afirmaba Kiko Matamoros. “Tuvo muchas dudas a la hora de casarse”, añadía, pero estuvieron dos años y medios muy enamorados.

El entrevistado relataba que el verano anterior a su boda con Fran, Eugenia se había quedado cegada por la personalidad de Alejandro Sanz, ya se había olvidado de Alessandro Lecquio. Sin embargo, esto no llegó a nada porque el cantante ya salía con Jaydy Mitchell. Asimismo contaba que fue testigo de como Fran mentía a Eugenia para ver a Anne Igartiburu con la que habría mantenido una relación.

Miguel Temprano explicaba que su relación de amistad con Eugenia se ha roto y por eso había decidido hablar de este tema, que en su momento se destapó en Crónicas Marcianas. Confesaba que había pedido ayuda a Eugenia para que testificase a su favor por una demanda que le había puesto su exmarido, pero se negó a pesar de saber que el periodista no mentía.

Podéis seguir La Cosa Rosa en Twitter (@Lacosarosa)

Foto | Gtres

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *