21 mayo 2016 Reality shows, Televisión

mercedes_gh6

Pocos recordarán a Mercedes García pero en 2004 estuvo dos horas en la casa de Gran Hermano. Cuando descubrió que su expareja estaba en el concurso decidió marcharse del programa. Nadie le entrevistó y hasta hoy nadie ha querido saber nada de ella. Mercedes comenta en su blog el motivo de su calvario con Mediaset.

En un post titulado “Los parecidos entre las leyes y el contrato de Gran Hermano” comenta varios aspectos de la relación de la citada empresa con los concursantes del antedicho formato. “El contrato de gran hermano está hecho para que hagan lo mismo otros grandes dioses, es decir, Telecinco y la productora Zeppelin TV ¿y quiénes son los damnificados de las leyes y del contrato de Gran Hermano?, los grandes esclavos, que son los pobres ciudadanos, por un lado, y los pobres concursantes, por otro”.

No os podéis ni imaginar la situación tan terrible en la que me encontré cuando salí de Gran Hermano porque me había separado de mi marido, vivía en un piso alquilado en un pueblo perdido de la mano de Dios, me quedé sin trabajo, tenía las cámaras siguiéndome, con lo cual no había un Dios que quisiera contratarme, y yo tenía que comer y pagar mi alquiler, y de ninguna de las maneras iba a consentir que Telecinco se saliera con la suya de llevarme a sus platós ¿y sabéis lo que se me ocurrió?, aceptar entrar en un concurso de Antena 3 llamado Aventura en África” comenta en otro post.

Mercedes se venía beneficiando de la ley de justicia gratuita hasta que Telecinco alegó en un juzgado que le habían pagado ya los 75000 euros que le adeudaban lo que dejó a la concursante sin dinero y sin abogado porque la cadena no le ha pagado nada. En su blog se explica con todo lujo de detalles la versión de la susodicha. Esperamos vuestros comentarios al respecto.

Vía | Mercedes García

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *