2 agosto 2012 Cine, Curiosidades, Declaraciones, Gente, Televisión

El actor coruñés, de 26 años, sembraba la locura ayer en A Coruña con su presencia como pregonero de la fiestas de María Pita 2012. Mario Casas se dirigía a los presentes desde el balcón del ayuntamiento y les saludaba en gallego: “Boas noites, en ningún sitio de España, e grazas á miña profesión teño a fortuna de coñecer moitos, poden presumir de ter unhas festas dun mes de duración. Sodes uns afortunados. E eu son un afortunado por dirixirme a vós desde o balcón de María Pita”.

Asegura que el papel de pregonero era uno de los más difíciles que había tenido en su vida, mientras la plaza de María Pita, que registraba un llenazo, enloquecía con la presencia del protagonista de El barco. En su pregón, el joven hizo muchos guiños a sus fans y también referencias al cine, además se acordó de coruñeses ilustres como María Casares o jóvenes promesas como Martín Rivas.

Pidió a los vecinos y visitantes a disfrutar de las fiestas con “cabeciña”, no se olvidó de los barrios ni del equipo de fútbol de la ciudad, el deportivo. En el balcón de María Pita le acompañaban una parte de su familia, entre ellos su madre y su hermano pequeño, que sigue los pasos de Mario en el cine y en la televisión.

El pregón tuvo lugar a las 20.30 horas con la presencia de miles de chicas que esperaban para ver a su ídolo, algunas de las cuales llevaban en la plaza desde las doce de la mañana. Como veis en la foto, algunas afortunadas consiguieron ver a Mario Casa de cerca, que antes de entrar en el ayuntamiento se paró durante unos momentos a saludar. Esto produjo los desmayos de algunas de sus fans que tuvieron que ser atendidas por los efectivos de la Cruz Roja.

Podéis seguir La Cosa Rosa en Twitter (@Lacosarosa)

Vía | La Voz de Galicia

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *