11 agosto 2012 Cine, Rumor

Lindsay Lohan parece estar, que diría el castizo, “entre Pinto y Valdemoro”. Suele dar una de cal y una de arena. Ahora se porta bien porque no sabe si la van a meter en la cárcel de nuevo, ahora se va de fiesta y monta un escándalo histórico. Es lo que ha hecho en la fiesta de Francesca Eastwood.

El pasado martes por la noche, en Bootsy Bellows, se coló Lohan en la fiesta cumpleaños de la citada. Decimos se coló porque no estaba invitada aunque posteriormente sí fue invitada…a abandonar el local tras el monumental escándalo que organizó.

Tras llegar al local la actriz se dirigió a un reservado VIP. Al ver que Francesca estaba allí con sus amigas se puso a gritarle para que abandonara el local inmediatamente. Los trabajadores de la discoteca fueron a ver qué sucedía y Lohan les dijo “soy una estrella, ella no es nadie, no puede estar aquí”.

Un camarero intentó calmar a Lohan y ella respondió de forma agresiva. Fue el momento adecuado para llamar a la seguridad del local que no dudó en ponerla en la calle. Los testigos de este suceso no salen de su asombro.

Parece una actriz de los años ochenta, siempre está en las mismas y la verdad es que da vergüenza ajena todo lo que hace. Necesita ayuda” han comentado algunas de las personas que estaban en el local. Verdaderamente lamentable que la joven vuelva por sus fueros y opte por el escándalo. Ojalá cambie algún día.

Vía | Us weekly

Comentarios

1 comentario
  • Tina Huerta

    Ya le han dado demasiadas oportunidades para que cambie , a una persona así no vale la pena seguir ayudandola , hay muchas otras excelentes actrices que esperan una ocasión para demostrar sus dotes. Hay personas que no quieren ser salvadas de sus vicios y esta es claramente una de ellas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *