3 octubre 2016 Cine

lindsay_lohan1-600x338

Lindsay Lohan parece no ganar para disgustos. La actriz estaba de vacaciones en Turquía e intentó subir el ancla del barco en el que estaba. Su dedo se enredó en la cadena de subida y esto provocó una serie de circunstancias que terminaron con la pérdida de una falange de su dedo anular.

Y es que la actriz cayó al agua tirada por el ancla y al sentirse enredada con la cadena intentó zafarse del enredo. En el agua luchó por volver al barco mientras se desenredaba, algo que logró pero el ancla se llevó buena parte de la primera falange del citado dedo. Al menos sus amigos lograron localizar esta parte de la anatomía de la actriz en el barco y la llevaron rápidamente a un hospital.

Por suerte un cirujano estético pudo recomponer el dedo y todo parece indicar que la cirugía fue exitosa. El tiempo dirá si le quedan, o no, secuelas a la actriz. Solo queda conocer algo más sobre las circunstancias previas a este desgraciado accidente. Los rumores no apuntan a nada bueno pero, como es habitual, esperaremos la confirmación de los mismos.

Lohan sigue adelante en este último semestre del año en el que está pasando por todo. Desde los presuntos malos tratos de Egor Tarabasov a este accidente, la actriz no levanta cabeza al tener su carrera artística en stand by a pesar de su exilio en Londres. Sed vosotros, como siempre os pedimos, los que opinéis a este respecto.

Vía | TMZ

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *