2 enero 2013 Cine, Curiosidades

Lindsay Lohan- Dina Lohan

Lindsay Lohan y su madre Dina optaron por desaparecer de Los Angeles para celebrar la llegada de 2013 en Londres. A la capital del Reino Unido se fueron para intentar escapar de los paparazzi y así poder relajarse completamente y quizás coger fuerzas para el duro año que se le presenta a la actriz.

Al restaurante C acudieron y disfrutaron de la magnífica cena que preparó el chef. Luego llegaron los brindis y una salida del establecimiento absolutamente bochornosa. Dina apenas podía dar un paso y su hija intenta ayudarle aunque sin éxito.

Tanto es así que ambas fueron fotografiadas durante la cena y al salir del restaurante. Ninguna fue capaz de articular palabra y el vestido corto y la chaqueta de piel que lucían quedó grabado a fuego en las cámaras de los paparazzi que cercaban la salida del local.

En el comedor del restaurante todo fue bien pero este tipo de fotos y de apariciones públicas no son del todo adecuadas para la actriz. Os recordamos que puede afrontar hasta ocho meses de prisión por todo lo sucedido en 2012.

Comprendemos que la llegada del nuevo año provoque una euforia colectiva que haya que compartir de la manera que más les guste pero quizás sería más conveniente que cuidaran algo más este tipo de shows que sólo vienen a perjudicar más la imagen pública de una actriz que pudo ser y que, si todo sigue así, jamás será nada en el mundo del cine. Esperamos vuestras opiniones al respecto.

Síguenos en Twitter

Vía | Radar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *