24 abril 2015 Cine, Música

leonardtaylor

Leonard Taylor comenzó su carrera profesional como guardaespaldas de Mark Whalberg y Uma Thurman. Poco después logró un puesto de trabajo en el famoso Greenhouse neoyorquino y fue ahí donde, según su demanda, fue obligado a comprar cocaína para muchos famosos.

El susodicho ha demandado al dueño del citado local, y de otros similares en los que también trabajó, por un millón de dólares. Le acusa de abusos emocionales por haberle obligado a comprar la citada droga para los famosos que acudían al local. En su demanda indica que entre 2006 y 2010 “el señor Barry Mullineaux me obligaba a comprar cocaína para los famosos, él cogía el dinero directamente de la caja registradora. Entre los famosos para los que compré droga se encuentran Barron Hilton, John Mayer y Chris Evans“.

También acusa al citado empresario de “haber estafado a sus socios comerciales cientos de miles de dólares”. Reconoce que “tengo una cinta en la que se confirma que me pagaba con dinero falso. Él tenía deudas con la mafia por su afición al juego, no tenía más remedio que robar en sus propios locales para pagar”.

Además añade que “tras despedirme se dedicó a decirles a todos los famosos que no me contrataran por mi supuesta adicción a las drogas y por mi tendencia a la delincuencia”. Mullineaux por su parte ha comentado que “llevo tres años aguantando sus amenazas, cada vez que le veía me decía que le diera diez dólares o veinte dólares y que le contratara. Todo lo que dice es mentira. No tiene ninguna prueba”. Sed vosotros los que opinéis a este respecto.

Vía | Page Six

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *