3 junio 2010 Curiosidades, Declaraciones, Televisión

lifestyle.jpg

La hermana de la inmensa Kim Kardashian, Kourtney, ha pasado, a pesar de su juventud, por uno de los peores momentos de su vida. Asi lo reconoce la propia Kim al declarar que “No le deseo lo que ha pasado mi hermana ni a mi peor enemigo. Ha demostrado lo fuerte que es para haber superado una relación así“.

En el reality show “Kourtney and Khloé take Miami” podremos ver un triste episodio en el que la joven tuvo que sufrir un ataque de ira por parte de Scott Disick. Según el adelanto, que publica Life & Style, una borrachera infame de Disick terminó con este sujeto destrozando una habitación y aterrorizando a Kourtney.

“En la escena se ve a Kourtney cubriendo a su hijo, y el de Scott, de 5 meses mientras que Disick está destrozando una habitación. Mientras tanto Kourtney sale corriendo con su hermana Kim y se encierra en una habitación para salvarse de la ira de Disick“.

La escena se termina porque Scott tuvo que irse al hospital a curarse sus puños. En su ataque de ira le estuvo dando puñetazos a la pared. Cuando él se fue Kourtney se derrumba moralmente y le dice a su hermana Kim que no puede aguantar más esa situación”.

Tras esta bronca, ocurrida entre marzo y abril, Kourtney volvió a Los Angeles y el tiempo parece haber curado un poco las heridas. Ella misma ha declarado que “Quiero hacer todo lo posible porque Scott sea el mejor padre para Mason. Quiero ayudarle a salir del alcoholismo y ojalá que así sea”.

La prensa americana no ha dudado en tachar todo esto de mera promoción del show televisivo. Fuentes cercanas a los protagonistas no piensan igual y el alcoholismo de Disick es algo bastante serio como para ser tomado a broma. Seguiremos informando.

Vía | Celebitchy

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *