28 febrero 2017 Cine, Televisión

Kim Kardashian vuelve a las grabaciones de Las Kardashian

Kim Kardashian puede ir por la vida de diva, de reina del rock and roll y de lo que le apetezca pero a veces se da de bruces con la realidad. Tras la entrega de los Oscars sufrió, un año más, una bajada del altar casi forzosa. Os contamos los detalles del enfado de la socialité.

Desde 2014, cuando fue invitada a la fiesta de Elton John, Kim y Kanye no han sido invitados a ninguna fiesta tras la famosa ceremonia. Este año esperaba recibir la invitación de Vanity Fair pero, de momento, ni le ha llegado, ni le va a llegar. El motivo que alegan los organizadores de estas fiestas es muy sencillo: Kim no es una verdadera estrella que tenga fama por sus méritos artísticos.

Kris Jenner sí hizo el previo de los Oscars y demostró que no tenía ni la menor idea de quiénes eran los que desfilaban por la alfombra roja. Tras acusar a los productores de “sabotaje” y de intento de dejarla en ridículo decidió abandonar la retransmisión.

Lo que parece evidente es que Kanye y Kim están perdiendo cada vez más fuerza. Las carreras de ambos parecen destinadas a ser protagonistas de una trama en un reality que está totalmente agotado y que pocos espectadores son capaces de ver en su totalidad. ¿Será este año el del ocaso de Kim Kardashian? Sed vosotros los que comentéis esta posibilidad y también la opinión de los organizadores de las fiestas tras la entrega de los Oscars.

Vía | Radar

Imagen | Gtres

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *