30 mayo 2016 Casa Real

Kate Middleton y su mala relación con las princesas de York

Beatriz y Eugenia, hijas del príncipe Andrés y de Sarah Ferguson, parecen tener una pésima relación con Kate Middleton. Lo malo es que el sentimiento es mutuo tal y como se puede comprobar casi en cada actor oficial de la Casa Real británica. Os contamos todos los detalles.

Según The Daily Mail, una fuente cercana a ambas partes comenta que “la realeza suele establecer una jerarquía que a veces es demasiado estricta. Kate es la que está arriba y por mucho que las princesas de York tengan sangre real no va a cambiar su papel testimonial en la familia real. Es más, se sintieron bastante mal cuando Kate tuvo varias citas a solas con la reina durante su jubileo de diamantes”.

La historia viene de lejos. En 2008, en un desfile de modas en Londres, los organizadores sentaron en primera fila a Beatriz y a Eugenia, pero después quisieron desplazarlas una más atrás para acomodar a Pippa Middleton. Las princesas se negaron porque sabían que sentarse en segunda fila era como una especie de muerte social. Como dice una fuente cercana “puede sonar patético pero depende de cómo lo mires, la gente recuerda este tipo de cosas”.

Kate es la que está arriba y por mucho que las princesas de York tengan sangre real no va a cambiar su papel testimonial en la familia realEn el mismo año Kate organizó una fiesta de los años ochenta y no invitó a Beatriz. Cuando alguien le mandó la invitación no especificó que había que ir vestido a la moda de la citada década lo que supuso un ridículo espantoso para la princesa. En 2011, año de la boda de William y Kate, Sarah Ferguson no fue invitada y Dave, novio de Beatriz, tampoco. Se dice desde entonces que “William tiene el gen de la paranoia de los Spencer y no soporta que Dave sea un americano al que le gusta hablar. El príncipe incluso acusaría a su perro de indiscreto si ladrara a otra persona”.

Las York apuestan por la vida de lujo y fiestas y además trabajan. También mantienen una buena relación con las exparejas de sus primos. Kate ni trabaja, ni piensa que chicas como Chelsy Davy sean, precisamente, modelo de nada. La fuente arriba indicada declara que “Beatriz ha intentado tender su mano pero sin éxito. William es insufrible y se entiende que apueste por Kate. La duquesa de Cornwall ha intentado ser amable y está intentando mediar. El príncipe Carlos también apoya a sus sobrinas y piensa que son buenas chicas”. Ya veremos si la familia logra entenderse en un futuro próximo. Esperamos vuestros comentarios al respecto.

Vía | The Daily Mail
Foto | Gtres

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *