25 octubre 2011 Casa Real, Curiosidades

Kate Middleton ha recibido un duro golpe esta semana según publica The Daily Mail. La joven quiere ser la nueva Diana y ha intentado en varias ocasiones colaborar con una serie de asociaciones humanitarias pero en todos sus intentos la casa real británica no se lo ha permitido.

Hasta el momento ella ha estado evaluando las distintas asociaciones con las que colaborar y le hacía especial ilusión hacerlo con una. Pues bien, esa es precisamente con la que no podrá hacerlo por estricta orden de la Reina.

Nos estamos refiriendo a la Blue Heart campaign que lucha contra el tráfico de personas. Kate es íntima amiga de Lady Natasha Rufus Issacs y de la diseñadora Lavinia Brennan, ambas encargadas de esta asociación. Natasha es también amiga del príncipe William y la ilusión de Kate se ha visto rota por la monarca inglesa.

La asociación está muy ligada a Naciones Unidas que es un organismo independiente que no debe posicionarse en ningún momento. La reina Elisabeth opina que la presencia de su “nieta” en esa asociación vendría a enturbiar el buen nombre las Naciones Unidas por lo que le ha “aconsejado” que se olvide colaborar con Blue Heart.

Kate estaba muy involucrada en este proyecto pero no va a poder ser. Otras opciones que baraja se harán públicas en enero, como hemos dicho. Kate está siendo entrenada para representar a la reina de Inglaterra en esas asociaciones y en varios actos oficiales más ya que la citada está preparando su “Diamond Jubilee” para el año próximo. Esperemos que Middleton se convierta en la mejor representante de la casa real británica.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *