21 agosto 2012 Cine, Parejas

Justin Timberlake y Jessica Biel se han casado casi en secreto. La pareja habría decidido sellar su amor en Jackson Hole, Wyoming, la ciudad en la que se conocieron. La ceremonia fue íntima y se celebró en una casa privada. Los invitados se hospedaron en el lujoso Four Seasons Hotel. Una boda a la que podrían haberle sacado partido económico se ha convertido en un acto para la pareja y sus amigos.

Pocos podían haberse imaginado que Sylvia Weinstock, la famosa diseñadora de tartas, iba a ser la que destapara todo lo sucedido. Gracias a su comentario sobre dónde había estado este fin de semana se supo de la boda de la pareja de actores.

La propia Jessica Biel había comentado con anterioridad que no tenía tiempo para preparar su boda y que temía que el día del enlace se produjera un momento de pánico o terror del que le costara recuperarse. “Es muy excitante pero no tengo tiempo para preparar nada, es un día para disfrutarlo”.

No tengo ni idea de cómo me gustaría que fuera mi boda. No suelo ser una persona que controla todos los detalles, más bien prefiero dar una gran idea y que a partir de ahí se desarrolle todo lo demás. Sí tengo claro que me gustaría que todos mis amigos estuvieran presentes ese día”. Pues todo parece indicar que así ha sido. Boda íntima para la pareja y sus amigos más cercanos. De momento no sabemos nada más aunque será cuestión de tiempo que os podamos informar de todos los detalles del enlace. Enhorabuena a los novios.

Síguenos en Twitter

Vía | Hollywood Rag

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *