4 mayo 2016 Música

Justin Bieber se pasa al rubio platino

Robert Earl Morgan acaba de demandar a Justin Bieber por haberle destrozado su teléfono móvil. El antedicho estaba en Cle, un local de ocio nocturno de Houston, el mes pasado cuando el canadiense llegó para bromear con el rapero Post Malone. El cantante quiso apagar un cigarro en el brazo del antedicho. Después cogió un ‘beer bong’ (un embudo con una goma) y comenzó a beber cerveza…Os contamos el resto de lo sucedido a continuación.

Cuando el cantante estaba bebiendo, y poniéndose perdido de cerveza, se percató de que el demandante estaba grabándole con su móvil. No se lo pensó mucho el artista a la hora de coger el teléfono y destrozarlo. Lo más curioso es que nadie se podía ni imaginar que Morgan tuviese tan importante información guardada en su smartphone.

En su demanda comenta que jamás recuperó su tarjeta SIM, que contenía teléfonos importantes para sus negocios, y tampoco las fotos del cumpleaños de su abuela. También indica que tenía guardadas cinco mil fotos de sus viajes y que nunca podrá recuperar esta información. Por todo lo anterior pide la friolera de cien mil dólares.

Bieber no ha respondido al respecto y es más que probable que se limite a hacerlo ante un juez. La petición de dinero nos parece bastante elevada pero imaginamos que Morgan intentará sacar el máximo de dinero posible con esta demanda. Sed vosotros, como siempre os comentamos, los que opinéis sobre esta noticia. Abrimos las líneas de debate para que nos indiquéis lo que os parezca más oportuno.

Vía | TMZ

Imagen | Gtres

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *