10 junio 2016 Música

Justin Bieber pide perdón a los que ha defraudado por su segundo vídeo racista

Justin Bieber ha protagonizado una bronca a puñetazos en Cleveland hace apenas unas horas. El cantante salió ileso a pesar de que el primer puñetazo que recibió lo tiró al suelo. Después se dedicó a seguir lanzando puñetazos al aire mientras sus guardaespaldas evitaban males mayores.

Todo sucedió en el hotel del cantante que había ido a ver a los Cleveland Cavaliers que ayer jugaron el tercer partido por la final de la NBA. La bronca se pudo grabar desde fuera del edificio y poco se sabe del origen de la misma. El primero en recibir fue el cantante que no tardó en intentar responder con una técnica que dejaba mucho que desear.

Al grito de “agarradme que lo mato”, que es lo que dicen aquellos que tienen guardaespaldas o amigos que pueden evitar que la sangre llegue al río, prosiguió la pelea. Finalmente se hizo la paz y cada cual se fue por donde había llegado.

Bieber tuvo el cinismo de colgar en su cuenta de Instagram una foto con la frase “ni un rasguño para este chico guapo”. Es fácil decirlo cuando hasta cuatro personas te quitaron de encima a una mole que podría haberle hecho bastante daño. Ved el vídeo y comentad lo que os parece esta nueva bronca del cantante que un día perdió los papeles para no recuperarlos nunca más. Esperamos vuestros comentarios al respecto, abrimos las líneas de debate para que nos enviéis lo que estiméis oportuno sobre esta noticia que os acabamos de comentar.

Vía | E! online

Imagen | Gtres

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *