27 julio 2016 Cine, Parejas

Johnny Depp se enfrenta a diez años de prisión en Australia

Johnny Depp ha pasado de no tener en cuenta lo que decía Amber Heard a temerse lo peor. Si sus abogados no empiezan a trabajar, la antedicha se sentará ante un juez a declarar y él no podrá negar nada de lo que se le acusa. Os contamos todos los detalles.

Otra posibilidad es que Heard considere que no tiene que declarar nada más y que el juez decida qué sucede con el actor. Ayer mismo estuvo el equipo de abogados del actor en el juzgado para intentar aclarar los asuntos más importantes del caso. Se concluyó que Johnny tenía derecho a defenderse de las acusaciones de malos tratos.

Depp opina que si no logra que Heard testifique ante al juez está perdido. Está preocupado por este motivo ya que perder este caso supondrá un duro golpe emocional y económico. También ha comentado ya que la orden de alejamiento siempre formará parte de sus antecedentes penales.

Incluso con una cuenta corriente de cuatrocientos millones de dólares está preocupado por su economía. La declaración de Heard se ha fijado para el seis de agosto. El juez dictará sentencia y Depp tendrá que enfrentarse o con su pasado o con su futuro. El miedo quizás sea indicio de culpabilidad.

Sed vosotros los que solucionéis esta disyuntiva. ¿Qué pensáis de este caso? ¿Es posible que estemos ante un montaje por parte de Heard? ¿Esta preocupación de Depp confirma su culpabilidad? Abrimos las líneas de debate para que pongáis en común vuestras ideas.

Vía | TMZ

Imagen | Gtres

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *