26 febrero 2011 Curiosidades, Declaraciones, Música

simpsonjessica.jpg

Jessica Simpson se encuentra perdiendo peso a marchas forzadas tras el ultimatum recibido por parte de Eric Johnson, su novio. La joven de 30 años se encuentra en la bella localidad de Cabo Cantina para lograr este sano objetivo pero no todo es perfecto en su vida.

Según testigos presenciales, la cantante estuvo charlando animadamente con su prometido y con otros artistas. Tras comenzar la noche sin problemas la artista prosiguió bebiendo margarita tras margarita hasta que llegó al límite del ridículo. Tanto es así que el propio Eric se levantó de la mesa y se marchó a su habitación.

Aunque Jessica intentó quitarle hierro al asunto comentando otros aspectos, los testigos presenciales apuntan a que la pareja no se lleva tan bien como puede parecer en un principio. La artista alegó que “No es que ahora esté entrenando para perder peso es que siempre lo he hecho y siempre me he sentido muy bien por hacerlo. Podríamos decir que seremos un matrimonio en plena forma”.

Lo que parece más que evidente es que Jessica no termina de acertar ni en lo sentimental ni en lo personal, cuando no es un ultimatum es una pelea y cuando no dejarla en ridículo por cualquier motivo sin especificar. Sólo esperamos que la cantante se de cuenta antes de casarse de qué tipo de hombre es Johnson y qué le espera junto a él.

Vía | Celebitchy

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *