2 noviembre 2016 Música, Parejas

Carey_Packer

James Packer y Mariah Carey siguen a la greña aunque el magnate tenía bien claro, desde hace meses, que esto podría ocurrir. Así lo demuestra su acuerdo prenupcial con la artista cuyos detalles demuestran tanto la inteligencia del antedicho como lo poco que creía en esta relación.

Según se ha filtrado recientemente, fue a mediados de febrero cuando Packer y el equipo de abogados de Carey comenzaron a negociar este acuerdo. James quería casarse con la artista pero a su vez incluía cláusulas como la siguiente: si la artista recibía una joya debería devolverla en caso de ruptura salvo recibir nota expresa del empresario de que había sido un regalo.

También se especificaba que Carey recibiría cincuenta millones de dólares si rompían. Esa es la cantidad que pide ahora la cantante. Los abogados de Packer comentaban que no podían lograr que la otra parte firmara el acuerdo prenupcial antes del uno de marzo. James contestó, a través del correo electrónico, que “no se quién trabaja para quien porque hay un montón de nombres en esta cadena de correos electrónicos que desconozco. Los que trabajan para mí han de saber que les pueden dar a todos, voy a casarme el uno de marzo”.

En ese momento Carey tenía ya el vestido de novia y los vuelos para los invitados estaban reservados. La ceremonia era imposible porque Nick Cannon no había firmado el divorcio todavía. Ellos querían hacer una ceremonia de compromiso. El acuerdo prenupcial nunca se firmó y Mariah considera que fue entonces cuando los que rodeaban a Packer comenzaron a destrozar su relación. Sed vosotros los que comentéis esta noticia.

Vía | TMZ

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *