3 marzo 2016 Música

Iggy-Azalea

Iggy Azalea se ha ido convirtiendo poco a poco en una de las artistas más influyentes. La joven ha logrado conquistar a todo tipo de fans alrededor del mundo y parece tener claro que su futuro no será cómo intentan algunos sino tal y como ella misma desea. Os contamos los detalles.

De su regreso a las redes sociales, de las que se fue hace algún tiempo, indica que “esta vez me he impuesto algunas normas para que no me afecte tanto. Para mí, lo que sucedió, tanto en las redes como en mi vida profesional, fue que estaba perdiendo el control de mi vida. Creo que entré en una espiral y que no tenía poder para decidir. Necesitaba tomarme algo de tiempo para apartarme y volver a tener el control”.

También comenta cómo algunos artistas negros han optado por criticarle. “Lo que hago es música negra y proviene de su cultura por lo que es una conversación racista. En 2015 fue complicado para mí lidiar con esto. Creo que en Estados Unidos se ha luchado para conseguir ciertos derechos y mucha gente no se da cuenta de que el racismo sigue estando ahí. Crecí en Australia y pensé que esto había cambiado. Lo entiendes cuando estás al otro lado del mundo. Mucha gente cree que vivo en una burbuja y que no entiendo que Estados Unidos está montado de forma que las minorías no tengan voz. Llevo viviendo aquí diez años y no quiero que esto sea así. Me voy a casar con un hombre negro, mis hijos serán medio negros y todo esto me importa”.

Sus metas en el mundo de la música son “creo que es importante que la música refleje lo que está pasando en la sociedad. Quiero ser la artista que escuches durante cuatro minutos y que no pienses en nada de eso aunque sea importante. No voy a hacer canciones sobre temas políticos porque no hago este tipo de música. No creo que todo el mundo tenga que ser igual”.

De su operación estética indica que “creo que la gente tendría que aceptar algo mejor que la gente famosa, y la no famosa, se ha sometido a tratamientos estéticos. Es la pura verdad. Creo que la gente tiene que aceptar que no es un tema tabú porque lo vamos a seguir haciendo igualmente. Quería cambiar mi nariz porque me dieron un pelotazo cuando tenía dieciséis años. ¿Tengo que seguir con la nariz así durante el resto de mi vida? No creo que haya leyes escritas referentes a este tipo de cosas. Creo que todas las mujeres que critican este tipo de cosas harían lo mismo si tuvieran diez millones de dólares en su cuenta. Habría mujeres que no cambiarían nada pero la mayoría sí lo haría. No pasa nada por hacerlo”.

Esperamos vuestros comentarios sobre lo que comenta la joven en tan intensa entrevista.

Vía | Elle Canadá

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *