3 febrero 2011 Cine, Curiosidades, Declaraciones

hugh-jackman.jpg

El actor Hugh Jackman vuelve a sus andadas para encarnar de nuevo al popular personaje de Lobezno en la conocida saga X-Men. De nuevo se está preparándo, por ello, lleva una dieta en calorías que saltaría cualquier calculadora del índice de masa corporal de los dietistas.

Su cuerpo tiene que estar perfectamente marcado con los músculos y aumentar su masa muscular para meterse en la piel de personaje. Por ello, Jackman lleva una estricta dieta diaria que consta de 6000 calorías así como muchas horas de gimnasio.

Y es que parece ser que ahora incluso tiene que aumentar más la constitución de cuando ya lució abdominales en “X-Men Orígenes: Wolverine” puesto que el nuevo director de la cinta, Darren Aronofsky, especialista en hacer modificar el peso de los actores que dirige, así lo ha pedido. No le vale los 86 kilos que pesó en su momento.

Según en declaraciones a Los Angeles Times, se veía bien recreado el personaje pero al ser muy alto le hacía parecer más a Clint Eastwood que a Lobezno, y un poco más de peso hubiera estado mejor. De ahí actualmente ronda los 95 kilos y no sabe cual será el límite que quiere Aronofsky.

Por lo tanto como el director sabe que el personaje es poderoso y achaparrado y mucho más bajo y grueso que Jackman, quiere que esté más fuerte, entonces, el australiano inmediatamente pensó en Mike Tyson cuando apareció por primera vez.

Menos mal que se lo toma con humor ya que asegura que en esta siguiente película “Lobezno será como un bulldog. Así quiero que sea exactamente. Si tengo un ataque al corazón antes, pueden decirle a la gente lo que estaba intentando”, ha comentado el actor.

Por lo tanto no me quiero ni imaginar el aspecto final que presentará Jackman para la próxima entrega de X-Men, más que un bulldog parecerá una apisonadora.

Vía | Yucatan

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 3 febrero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *