2 octubre 2011 Gente, Reality shows, Televisión

Los hijos de Jade Goody y su herencia

La estrella del reality, Jade Goody fallecía de cáncer el día 22 de marzo del año 2009. La joven, de 27 años, expresaba días antes de morir que quería que todo lo que poseía fuera a parar a sus hijos. Gracias, a sus exclusivas -casi hasta el día de su fallecimiento-, participaciones en el Gran Hermano británico en 2002 y en el Gran Hermano VIP en 2007, además de los ingresos de su propio reality, Goody pensó que dejaba a sus hijos una herencia de tres millones de libras.

Sin embargo, la herencia era de 2.2 millones de libras que han ido mermando, puesto que Goody no hizo frente a sus obligaciones con la Hacienda británica, tampoco cumplió con los bancos en cuestiones hipotecarias ni con sus abogados y asesores legales. Tras finiquitar estas deudas, Bobby, de ocho años, y Freddie, de siete años, recibirán tan solo 400.000 libras.

Jade quería dar una seguridad a sus hijos, pero no conocía realmente la fortuna que poseía y no contaba con que 1.8 millones de libras se esfumaran tras su fallecimiento. Antes de su muerte, expresaba: “todo lo que tengo, mis casas, mi dinero, serán para mis hijos. Siempre quise que mi familia tuviese lo que yo nunca pude, a toda costa”.

“Desgraciadamente, debido a su vida desordenada y caótica, nunca pensó en sus cuentas, como muchas otras celebrities”, contaba una fuente a The Sun. Ahora sus hijos viven con su padre Jeff Brazier, mientras que el marido de Jade Goody, Jack Tweed se quedó fuera del testamento.

Podéis seguir La Cosa Rosa en Twitter (@Lacosarosa)

Vía | Daily Mail
Foto | Gtres

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 2 octubre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *