9 septiembre 2016 Reality shows, Televisión

gh17

Gran Hermano 17 comenzó ayer con la presencia de Mercedes Milá en el plató y con la calurosa acogida que le dieron “sus niños”. La presentadora demostró que ha logrado crear una forma de presentar este formato. Tras su despedida fue Vázquez el que fue presentando a los concursantes que fueron víctima de sus mentiras.

Porque este año, menos mal que todo iba a ser nuevo, se repite la milonga del año pasado en lo que a secretos se refiere. Y la primera en la frente, Miguel de Pontevedra luce un peluquín que le da un aire de modelo que no se cree ni el que lo seleccionó para el casting. Y si el anterior tiene de modelo lo que un servidor de ustedes, Álvaro tiene de arquitecto más o menos lo mismo. Este personaje casi salido de un cuento, por su look de gnomo al que le gusta el surf, no parece tener visos de dar mucho más a lo largo de su estancia en el concurso.

Beatriz es una copia infame de Ylenia que incluso supera a la original en provocar vergüenza ajena, ella misma se define como “chonija” (mezcla de choni y pija). Noelia tiene una pinta de desecho de tienta de Mediaset, o de actriz en paro si lo prefieres, que no hay por donde cogerla. Pol al menos apostó por entrar vestido de luchador enmascarado demostrando sus dotes para el pancracio.

Las panteras de Cornellá es un dúo formado por dos amigas, Meritxell y Laura, que se caracterizan por ser una morena y una rubia, que cantaba Don Hilarión, pero en pleno siglo XXI. Al menos estudian algo aparte de lucir palmito y, según ellas, comerse todo lo que le ponen por delante como panteras que son. Fernando y Cris son una especie de Zipi y Zape, uno pijo de Sanlúcar de Barrameda y el otro dominicano de Ubrique. De nuevo el par de andaluces que escoge la cadena para que hagan el mamarracho (Nota del editor: que conste que soy andaluz pero ya cansa que siempre escojan a los más chistosos de la comunidad para este tipo de programas).

Clara destacó por su altura, su físico, su saber estar y su dieta vegetariana. Pablo confesó su amor por los gofres y que es de Zamora, de momento no hemos encontrado el lazo de unión entre ambas situaciones. Candelas es una chica espectacular tanto a nivel físico como mental, tiene las ideas bien claras y si las envidiosas de turno no la echan la primera puede llegar lejos en este concurso.

Montse está enamorada de los uniformes, de su granja y de su peluquería, apunta maneras. Alain es un francés enamorado de Valencia, quiere encontrar el amor en la casa y parece ser sensato. Rodrigo se define como “pijo pero no repelente”, sobran las palabras. Adara fue azafata y ahora baila salsa con su abuela, es una concursante-tipo del programa. Bárbara es la conocida Youtuber Bárbica, se ha hecho a sí misma a pesar de los pesares y merece todo nuestro respeto.

Y esto es lo que tenemos por delante este año. Esperamos vuestros comentarios al respecto del casting de esta edición.

Vía | Telecinco

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *