24 abril 2014 Cine, Curiosidades

george-clooney

George Clooney ha protagonizado una sonora bronca en un casino de Las Vegas. Todo comenzó cuando Steve Wynn, dueño del local, comentó que el presidente Obama era “un gilipollas” a lo que el actor le respondió que el gilipollas era él. La bronca fue sonada. Os contamos los detalles.

Wynn declaró que el actor y su socio, Rande Gerber, estaban borrachos porque habían estado tomando tequila durante toda la noche. El último de los citados ha declarado que “no estábamos borrachos, no fue un debate político, simplemente era George defendiendo a su amigo“. La gente se quedó estupefacta al ver la reacción del actor.

Gerber, marido de Cindy Crawford, es el socio de Clooney en la marca de tequila Casamigos, ambos estaban en Las Vegas para reunirse con Wynn. La idea era presentarle un proyecto de colaboración al magnate hotelero para seguir introduciendo nuevos productos en los hoteles Wynn, marca a la que ya proveen de tequila.

Wynn sigue contando con la marca de tequila para sus establecimientos por lo que parece haber “perdonado” la reacción del actor. Eso sí, sus guardaespaldas estuvieron a punto de pegar a los antedichos. Afortunadamente ambos abandonaron el despacho antes de que esto ocurriera.

El dueño del casino ha llegado a declarar que “cuando George se emborracha piensa que es amigo íntimo del presidente Obama y por eso reaccionó así”. Ya no sabemos si esto ha ido más allá de lo que se pensaba en un primer lugar o si por el contrario ambas partes se están viendo beneficiadas por estos comentarios. Esperamos vuestras opiniones.

Vía | TMZ y Page Six

Síguenos en Twitter

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *