30 septiembre 2010 Cine, Cotilleos, Curiosidades, Declaraciones

clooney-pitt.jpg

George Clooney y Brad Pitt son amigos íntimos pero también les encanta gastar bromas pesadas. Los actores que coincieran en la última película de Tarantino han seguido la costumbre que empezaron entonces de gastarse bromas pesadas cada día con un impactante resultado, todos los amigos de ambos se sorprenden del dinero que se gastan por hacerle al otro la vida imposible.

La broma preferida de ambos es la enviar a un gigoló al set de rodaje de la película del otro. Tras conocer los detalles del rodaje, le pagan a un señor que aparece preguntando por Pitt o Clooney y que además tiene instrucciones de comentar que es gigoló para mayor vergüenza y sonrojo del otro actor.

Pero no queda ahí la cosa. Recientemente se ha sabido que hace unos años Pitt le pagó a un chaval 1.000 dólares por mearse en el coche de Clooney. A renglón seguido George buscó a otro chaval al que le pagó 5.000 dólares por pintarle el coche de color naranja.

La buena relación que mantienen ambos actores siempre ha sido objeto de la prensa. Rumores de homosexualidad, confesiones demasiado íntimas y demás titulares han venido tanto a empañar una simple amistad como a mostrar la homofobia periodística. Nos alegramos de que se lleven tan bien y de que se puedan dedicar a las bromas.

Vía | Celebitchy

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 30 septiembre 2010
  2. Los más bromistas de Hollywood « Fiebre de Cine 30 septiembre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *