26 marzo 2011 Cine, Curiosidades, Declaraciones

john-jett-travolta.jpg

La triste noticia de la muerte de Jett Travolta, tras un paro cardíaco, supuso un duro golpe para la familia del actor y para los fans del mismo. El joven, que también era autista, algo no reconocido por la Iglesia de la Cienciología, falleció dejando desconsolada a su familia pero con una fundación a su nombre que creó su padre.

La fundación tiene 39.530 dólares en su cuenta tras dos años y tres meses de labor humanitaria. Muchos aún no se explican por qué reciben tan poco dinero si tenemos en cuenta las cifras que manejan tanto los amigos del actor como la susodicha Iglesia. La idea que surgiera en Las Bahamas parece condenada al fracaso.

La fundación ha dado, hasta el momento, 28.000 dólares en becas y 1.200 a un solo niño que tenía “necesidades médicas”. Los críticos se están temiendo lo peor y aunque no han escrito su opinión se les entiende todo. No tiene ningún sentido que Travolta cobre millones de dólares por sus películas y que la fundación que creara no tenga dinero.

Como bien dice un periodista “Él se gasta 20.000 dólares en combustible para su jet privado cada fin de semana. En dos años de trabajo y esa pírrica cantidad suena a broma de mal gusto”. La verdad es que es sorprendente que el proyecto que se vendió como homenaje al hijo del actor ahora esté padeciendo estas penurias económicas. Esperemos que el actor emita algún tipo de comunicado explicando esta situación en breves fechas. Os seguiremos informando.

Vía | Celebitchy

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *