31 mayo 2015 Televisión

frankcuesta

Frank Cuesta nos tenía acostumbrados a enfrentarse a todo tipo de peligros pero ahora quiere enfrentarse a sí mismo en una nueva etapa vital. Él mismo reconocía que durante las próximas cuatro semanas estará en un templo tibetano intentando encontrarse como persona.

Durante las próximas 4 semanas mis hijos estudiarán en el templo y yo limpiaré tanta rabia acumulada y ayudaré a construir un laguito artificial para que los animales de la zona puedan beber en época seca” comenta. A este texto le acompaña la imagen que ilustra estas líneas y que conlleva un cambio de look bastante importante.

“La ceremonia del rapado del pelo significa volver a la vida pura y terrenal, ya que en el pasado el pelo largo era sinónimo de realeza. Por eso, cuando te ordenas como monje, se afeita todo el pelo de la cabeza, incluidas cejas. #Freeyuyee”.

Su esposa sigue detenida en Tailandia por tráfico de drogas y él apela a Su Majestad El Rey para que interceda por ella. Ignoramos si esta medida de ingresar en un templo budista obedece a su deseo de emprender una nueva etapa vital o bien a una especie de protesta contra lo que está viviendo Yuyee.

Si pretendía llamar la atención lo ha logrado aunque quizás, de cara al gobierno del citado país, no sirva para nada este cambio de imagen y de intenciones. Sed vosotros, como siempre os decimos, los que opinéis a este respecto. ¿Consideráis que Frank Cuesta podrá lograr algo con esta actitud? ¿Es posible que estemos ante un gesto que llegue a ser mal visto por parte de los budistas? Abrimos las líneas de debate.

Vía | Twitter

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *