8 febrero 2011 Curiosidades, Música

alg_murray_jackson.jpg

Aunque haya que defender lo indefendible, el abogado del Doctor Murray no tiene otro remedio que afrontar tan difícil empresa para conseguir que su cliente salga absuelto de uno de los juicios más polémicos del año. TMZ ha informado en exclusiva de los argumentos de la defensa y el juez será el que tenga que decir la última palabra.

Fuentes de la familia de Michael Jackson ya saben cómo va a organizar su defensa el abogado del citado galeno. Al parecer, Murray pretende hacerle creer al juez dos puntos importantes, primero que el artista tenía su salud muy débil y segundo que él no fue el que le inyectó el Propofol al llorado músico.

Sobre la salud de Michael dice Murray que tiene muchas pruebas para demostrar que esto es así. El poco peso del artista y los intensos ensayos a los que AEG le sometía para afrontar la serie de conciertos que jamás llegaría a hacer tenían a Michael completamente exhausto. La dieta de Jackson sufrió mucho y el músico sólo tomaba cantidades ingentes de medicación por lo que todo empeoró.

La inyección de Propofol, el verdadero secreto de todo este entramado, se la habría inyectado el propio cantante con la intención de poder dormir más y mejor. Nadie podría justificar que Murray fue el que inyectó esta dosis letal del citado fármaco e incluso si el jurado así lo pensara, los exámenes médicos de los días previos a la muerte de Michael demuestran que el artista estaba ya bastante enfermo. Sea como sea, que la justicia haga su trabajo.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 8 febrero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *