22 octubre 2011 Cine, Curiosidades, Declaraciones, Televisión

Que Dina Lohan vaya a escribir sus memorias ya nos parece lo suficientemente extraño pero que además se encargue, al menos en el borrador, de criticar a su hija que es, a fin y al cabo, la que le ha dado dinero, nos parece un gesto poco acertado.

Los abusos de Lindsay con la droga y el alcohol son el eje central de un libro de memorias que la citada está intentando colocar a alguna editorial para que lo publique. El morbo añadido del paso ante la jueza de su hija esta misma semana debería haberle valido para conseguir tan importante contrato que, de momento, no ha conseguido.

En el prólogo de la obra se puede leer, “Culpo a sus amigos, sus managers y su carrera de haber estado demasiado centrados en drogarse, beber y estar de fiesta continuamente. Esa forma de vivir se convirtió en lo normal para ella y eso me duele mucho en el alma”.

Dina Lohan también aclara por qué se mudó con su hija de Nueva York a Los Angeles, “¿Cómo iba a negarle a mi hija la mejor posibilidad de su vida para progresar? ¿Cómo iba a decirle a Lindsay que no fuera actriz? Escuché a mi hija y la mandé a Los Angeles con su equipaje y alguien que le protegiera”.

Dina también explica que cuando Lindsay perdió el rumbo para ella era muy duro decirle que regresara de Hollywood a Nueva York. Era la madre y la manager de Lindsay y no sabía bien lo que hacer.

Un negro, nos referimos a un escritor, habría redactado este texto que, hasta la fecha, no tiene comprador. Seguiremos informando.

Vía | TMZ

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *