15 marzo 2017 Declaraciones, Parejas, Televisión

Diego Matamoros protagonista de las revistas del corazón

Diego Matamoros, de 30 años, ocupa la portada de varias revistas del corazón este miércoles después de haber sido detenido el pasado fin de semana tras la denuncia que interpuso la madre de su hija que indicó que había sido agredida. Ayer la expareja se vio las caras ante la justicia y hoy Lecturas muestra unas fotos que certifican que seguían viéndose, aunque oficialmente rompieron en 2014; mientras que Semana habla con el hijo de Kiko Matamoros y Diez Minutos informa de la detención en su portada.

En Semana, Diego Matamoros explica: “Ella sabe que nunca le haría nada”. “Había dormido en su casa, nos besamos, nos dijimos te quiero…”, declaró el joven después del desagradable suceso en el que se ha visto envuelto. La revista explica que el hijo del colaborador de Sálvame pensaba volver con la madre de su hija que ahora le denuncia.

En Lecturas, cuentan que Diego Matamoros tuvo una primera vista judicial ayer martes por una presunta agresión a Tanit Grande, de 36 años, su expareja y madre de su hija. Todo comenzó cuando Diego acudió al domicilio de la psicóloga cerca de Madrid. Allí se encontró con ella y su actual pareja, que volvían de viaje, en la puerta de la casa. Lecturas recoge unas palabras de la denunciante, Tanit, que comenta: “De verdad, entiéndeme, no voy a hablar nunca de esto, soy psicóloga y este no es mi mundo. Soy una profesional y no quiero que esto me perjudique”.

La publicación cuenta que ha tenido acceso a unas fotos de Diego Matamoros y Tanit Grande tomadas en diciembre de 2016, que evidencian que su relación nunca se llegó a extinguir, después de que anunciaron su ruptura en 2014. El hijo de Kiko Matamoros, por su parte, niega haber agredido a su expareja, aunque reconoce a su entorno haber cometido “el tremendo error” de haberse enzarzado en una pelea con el acompañante de esta, tras haber presenciado un gesto de cariño entre ambos. El círculo de amistades de ambos califica la relación que mantienen como “tóxica”.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *