18 agosto 2016 Televisión

davidschwimmer

David Schwimmer es otra de las víctimas de la serie Friends. Solo Jennifer Aniston ha logrado beneficiarse totalmente de haber actuado en tan conocida serie. El resto de actores y actrices ni han tenido demasiada suerte, ni adoran el haber trabajado durante tantos años dándole vida a personajes que están en el recuerdo de todos.

Schwimmer ha comentado en una reciente entrevista que “como actor, al menos fue cómo me enseñaron, mi oficio iba de observar la vida y observar a otras personas. Solía caminar por la calle mirando a la gente. El efecto de la fama provocó que anduviese por la calle escondido bajo una gorra de béisbol para que nadie me viera”.

“Me di cuenta de que ya no me gustaba ver a la gente, intentaba esconderme. Me preguntaba que cómo podía ser un actor en esa situación. No sabía cómo iba a hacer mi trabajo. Fue algo difícil para mí”. Reconoce que tardó años en ajustar la fama a su vida diaria.

Fue complicado e incluso afectó seriamente a mi relación con otras personas, me llevó años, creo, amoldarme a esa situación y no tener problemas”. Schwimmer comenzó a tener tanta popularidad gracias al comienzo de la citada serie en 1994.

Diez temporadas después, ya en 2004, la serie se terminó con un capítulo final, titulado “The last one”, que logró cincuenta y dos millones de espectadores en Estados Unidos. Schwimmer ha hecho alguna película de escasa repercusión y quizás tras leer esta entrevista sepamos por qué su trabajo no es tan satisfactorio para él. Esperamos vuestros comentarios al respecto.

Vía | Page Six

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *