13 marzo 2017 Teatro

Copperfield_2

David Copperfield es uno de los magos más famosos gracias a sus números. El showman logró hacer desaparecer monumentos mundialmente famosos y hazañas similares. Ahora puede que un simple espectador de su espectáculo en Las Vegas termine por llevar al mago al juzgado de donde no podrá escapar tan fácilmente.

Gavin Cox, de 57 años, quiso celebrar su cumpleaños en 2013 viendo al artista en el MGM Hotel y Casino de la ciudad del juego. Copperfield le escogió para protagonizar un número de desaparición y él se sintió muy emocionado. Al entrar, junto a otros espectadores, en una plataforma de la que David les iba a hacer desaparecer recibieron las instrucciones del equipo del mago para que corrieran por un pasillo para lograr el efecto deseado.

Cox fue obediente pero se cayó por culpa de unos escombros que había en ese pasillo y se golpeó en la cabeza. En su demanda comenta que “los de su equipo le dijeron que estaba herido y él me miró, sonrió de forma afectada y se fue. Jamás se preocupó por mi estado”.

“Este suceso me ha afectado gravemente. Tengo dolor de forma continua y problemas de memoria a corto plazo. Uso un ventilador mecánico, de otra forma dejaría de respirar por la noche”. El abogado del antedicho comenta que “supuestamente es el mago que más gana en todo el mundo”, también añadió que “no es un mago es un engañabobos”.

Será en octubre cuando, presumiblemente, se celebre el juicio. Ya veremos si algún truco es capaz de librarle de semejante situación.

Vía | Page Six

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *