8 enero 2013 Curiosidades, Deporte

Críticas al esmoquin de Messi en la entrega del Balón de Oro

Leo Messi volvió a ser elegido, por cuarto año consecutivo, el mejor futbolista del mundo. Su atuendo, un esmoquin de lunares de Dolce & Gabanna, causó sensación y muchos periodistas han optado por hacer sangre por el único flanco por el que pueden hacerla.

Según informa Vanitatis, “el jugador argentino ya era la comidilla en los pasillos y en las redes sociales. Acudió a la gala con un nada discreto esmoquin negro de lunares blancos, de la firma italiana Dolce&Gabanna, y con una pajarita a juego. Los comentarios jocosos inundaron Twitter en apenas unos minutos convirtiendo al astro en Trending Topic mundial antes de recibir el Balón de Oro”.

Muchos pensaban en Twitter que “su traje no era más que un guiño a España o que Messi simplemente se había dejado aconsejar por su compañero de equipo Dani Alves, que llegó la semana pasada con unos pantalones deportivos de lunares, que daña la retina, a un entrenamiento del Barcelona”.

“En esta ocasión, eran tres las opciones a elegir decantándose por la más llamativa, algo que también hizo el presentador de la gala, Ruud Gulli, con su pajarita de lunares o Diego Armando Maradona, que a principios de los años 90 sorprendió con una blazer y un pantalón de lunares blancos en Sevilla”.

La verdad es que para muchos la envidia es el único recurso de muchos para atacar a una persona que siempre se ha caracterizado por su timidez y su buen hacer sobre los campos de fútbol. ¿Qué pensáis al respecto?

Síguenos en Twitter

Foto | Gtres

Comentarios

1 comentario
  • Tina Huerta

    Vaya , vaya , si la envidia fuera tiña , andarían muchos más perros tiñientos por este planeta . No tienen esos opinologos otra cosa de que preocuparse ? podrían por ejemplo imitar a Leo Messi , como es , una persona sana , se le nota hasta en su mirada , amante de su familia , no vicioso , en fin , quienes han criticado la vestimenta de este astro , que se procupen de ellos mismos , que seguramente mucho les falta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *