1 enero 2017 Televisión

pedroche-campanadas16

Cristina Pedroche llevaba varias semanas comentando, en el programa en el que colabora, cómo podría ser su vestido. Ayer nos sorprendimos tanto del diseño como de la talla del mismo. Lo que está claro es que volvió a impactar a todo el mundo con un atuendo que ahora os comentamos.

Comenzó la noche con Cristina llevando una horrible capa bicolor que recordaba al capote de un torero pero en versión made in China. Alberto Chicote le preguntaba por el vestido continuamente y ella parecía querer darle largas para justificar un nuevo corte para la publicidad.

Al regresar del mismo, Cristina se quitó la capa y lució un corpiño negro cubierto de estrellas. Se da la circunstancia de que la talla de esta pieza de su vestido no era la más apropiada como se podía apreciar tanto en el pecho de la antedicha como en salva sea la parte.

Y fue precisamente en la planta baja donde se llegaron a observar detalles de la anatomía de Cristina poco apropiados para esa celebración. Nos sorprendió que los encargados de esta conexión tiraran de una copa con un antifaz que había en la mesa para tapar, precisamente, lo que no debería haberse visto.

Lo mismo sucedió cuando Cristina se dirigió al balcón y mostró buena parte de su trasero. La sensación es que parece que estamos volviendo a aquellas películas de destape en las que una copa tapaba el desnudo frontal de un hombre y una mujer lucía picardías de gasa.

Pero lo importante fue que nos dieron las campanadas y que comenzamos el año confirmando que Cristina Pedroche se ha convertido en una de las caras más amables y simpáticas de la pequeña pantalla. No es poco.

Vía | A3

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *