23 diciembre 2016 Gente, Reality shows, Televisión

Chiqui se despide entre lágrimas de la Sálvame Snow Week un día antes de su final

Hace unos días Chiqui y su marido Borja acudían a Sálvame Deluxe para contar el mal momento financiero que estaban pasando. No tardaba la murciana en recibir un oferta de trabajo y se incorporaba como participante de la Sálvame Snow Week. Así la exconcursante de Gran Hermano y Supervivientes optaba a un puesto de colaboradora de Sálvame diario donde ya trabajó como reportera. Todo era felicidad hasta ayer cuando Chiqui acabó siendo expulsada por el público a las puertas de la final que se celebra hoy.

Al principio de la tarde, Carlos Lozano anunció que la expulsión estaba entre Maribel Sanz y Mónica Hoyos y que solo les separaban 300 votos, pero las cosas cambiaron mucho. La audiencia se centró en votar a las dos aspirantes y eso llevó a Chiqui al abismo porque fue perjudicada por el duelo que protagonizaron Sanz y Hoyos, la menos apoyadas al comienzo de Sálvame diario.

En la pantalla se pudo ver cómo los colaboradores de Sálvame se mostraron afectados ante lo que ocurrió y Chiqui se despidió con lágrimas en los ojos de la audiencia y de sus compañeros: “No pasa nada, no se acaba el mundo aquí. He sido muy feliz en el reality. Creo que he abierto el corazón que es lo más importante y pienso que mi vida va a cambiar mucho”. Kiko Hernández aseguró que su marido Borja estaba muy enfadado por cosas que había escuchado durante el concurso de Chiqui, que reconoció hace unos días que estuvo a punto de serle infiel.

La final se celebra hoy, viernes, 23 de diciembre con Carlos Lozano presentando el reality y María Patiño conduciendo Sálvame diario, ya que Carlota Corredera y Paz Padilla se ausentan por sus compromisos laborales con Cámbiame y La que se avecina, respectivamente. La audiencia ha expulsado a Pilar Soto, Antonio Tejado y a Chiqui, la organización a Jordi Martín y Javier Tudela y Jesús Tomillero decidió abandonar por amor, por lo que los finalistas son: Rafa Mora, Laura Fa, Maribel Sanz y Mónica Hoyos.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *