22 diciembre 2009 Declaraciones, Gente, Parejas

Tita y Blanca

El amigo y biógrafo del barón Thyssen ha hecho unas declaraciones muy jugosas, basadas en los 25 años que duró su amistad. Heini. David R. L. Litchfield es el autor de La historia secreta de los Thyssen (Temas de Hoy) y conoce bien a la baronesa, Carmen Cervera. Con las declaraciones de ésta en la que afirma que su hijo está abducido por una secta, la guerra en esta familia, como en los 90 sucediera entre el barón Thyssen y sus hijos mayores, se repite.

El escritor desvela como apareció Blanca en la vida de los Thyssen. “Conocí a Blanca hace años. Tita me confesó que contrató a Blanca para que alejara a las cazafortunas que se acercaban a Borja. Ella le ha educado como a un príncipe. Le ha sobreprotegido siempre. No quería que se le acercara una cualquiera, entonces contrató a Blanca para que su hijo estuviera vigilado. La cuestión no es que Tita odie o no a Blanca. Simplemente no estaba en el plan que su hijo se terminara casando con la «funcionaria»”.

En cuanto al parecido entre nuera y suegra comenta: “Blanca ha formado una bonita familia, tiene un marido fiel, un hijo con él, disfruta de la fortuna de los Thyssen… Tita tiene un montón de cuadros que todos vais a pagar, un hijo con el que está enfrentada y dos hijas de dudosa proveniencia. Tú eliges quién gana o quién pierde”.

Con respecto a la paternidad de las gemelas, no cree que sean hijas de Borja porque éste no es un Thyssen. “Me creo más la posibilidad de que el padre de esas niñas fuera Heini. Es una mera hipótesis, no lo afirmo. De esa forma Tita aseguraría el porvenir de las gemelas”. Recordemos que el barón murió en 2002 y para concebir a las niñas, nacidas en 2007, su herencia genética debería haber sido preservada en un banco de esperma.

Además cuenta algo muy sorprendente sobre las paternidades del barón: “Que yo sepa, hasta en tres generaciones se han planteado problemas de este tipo. De los cuatro hijos de Heini Thyssen (George, Francesca, Lorne y Alexander), sólo Francesca es hija biológica. Y no lo digo yo, me lo confirmó el barón.”

Fuente | La Otra Crónica de El Mundo

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *