20 abril 2016 Cine, Parejas, Televisión

brooke-mueller

Brooke Mueller ha optado por intentar desmontar la teórica falta de liquidez que alega su expareja Charlie Sheen para no pagar la manutención estipulada por un juez. La susodicha tiene claro que el actor está interpretando el papel de pobrecito a pesar de que su vida no es, precisamente, la del resto de los mortales.

La idea es “decir que ya no está en Two and a half men para justificar que sus ingresos han bajado”. Es cierto que Sheen ha indicado ante el juez que no tiene liquidez debido a la antedicha circunstancia y pidiendo que se le rebaje la pensión mensual de cincuenta y cinco mil dólares. Brooke no se lo cree y ha hablado claro sobre el tema.

Es más, Mueller confiesa que Sheen vendió los derechos sobre la citada serie para pagar menos dinero para el día a día de sus hijos. El actor confiesa que ya no cobra los seiscientos trece mil dólares mensuales que cobraba aunque no aclara que su relación con la serie terminó con un cheque de veintiséis millones de dólares a su favor.

Brooke también comenta que le parece un verdadero pitorreo que Charlie diga que es pobre “cuando tiene varias mansiones en todo el mundo, vuela en avión privado, tiene a varios empleados a su servicio y vive una vida de lujo”. Mueller está intentando que el tribunal que está viendo el caso no se trague el anzuelo del actor y que se le obligue a pagar lo que le debe. Sed vosotros los que comentéis esta noticia.

Vía | TMZ

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *