18 julio 2016 Música

bono

Bono, cantante de U2, ha querido comentar cómo vivió el atentado de Niza ya que, desgraciadamente, lo vivió en primera persona. Semejante tragedia, que muchos han intentado justificar, es una experiencia que nunca se olvida como bien recuerda el irlandés.

El cantante estaba de vacaciones en su casa, cercana a Niza, y decidió irse a cenar a La Petite Maison, un restaurante del Paseo de los Ingleses de la localidad. No tardó en ver cómo la gente corría despavorida e incluso intentaba meterse en el restaurante para refugiarse. “Vi a la gente corriendo y gritando” dice la dueña del restaurante.

Los dueños del restaurante comentan que la situación era “confusa” y el propio Bono comenta cómo se les indicó que salieran del local con las manos en la cabeza. Todos pensaban que había más explosivos por la zona y que todo podría empeorar. Para Bono es la segunda vez que se ve afectado por un atentado en Francia.

El pasado mes de noviembre estaba a pocos metros de la sala Bataclan donde se produjo el asesinato de varios civiles a manos de los terroristas del Estado Islámico. Pero Bono parece tentar a la suerte porque ese mismo mes un percance en su avión privado estuvo a punto de costarle la vida. La puerta de la bodega del aparato se abrió y su equipaje cayó al vacío.

Pero en 2014 también tuvo un accidente cuando paseaba en bicicleta por Central Park, esta lesión le provocó varios daños que le impidieron seguir tocando la guitarra durante meses. Esperemos que siga jugando sus cartas con el destino y que siga ganando la partida.

Vía | Page Six

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *